Opel Ampera 2012: Lujo Híbrido

Miércoles 02/11/2011 por M.A

Opel Ampera

Opel Ampera 2012: Lujo Híbrido. Desde el momento que Opel nos presento el Ampera, pronto nos dimos cuenta que no sería un coche barato. Obviamente es la entrada de la marca en el mundo de los coches cuasi eléctricos, en este caso un híbrido un poco particular, y como suele ser habitual en estos casos de innovación, la amortización de una inversión tan arriesgada y sumamente cara no se hace con precios populares. La intención no es vender a la primera cientos de miles de coches, sino sacar un producto exclusivo donde la parte mecánica no sea la protagonista, ya que las escasas autonomías se tienen que camuflar con otras virtudes como un lujo desmesurado y anormal en un Opel.

El Ampera se caracteriza por disponer de un sistema de propulsión eléctrica de autonomía extendida. Esto quiere decir que el Ampera dispone de una batería, dos motores eléctricos y un motor de combustión. El motor eléctrico principal dispone de 111 kw, es decir 150 cv y se puede combinar con otro de 55 kw, es decir casi 75 cv. Este último es un motor generador, que rara vez puede funcionar solo, y en ocasiones con el principal para que ambos impulsen al coche, pero con ambos girando a menos régimen. Ahora bien, el motor de combustión, un 1.4 16v de 86 cv no puede impulsar al coche, es un simple motor generador que nos proporciona energía, por lo que el Ampera siempre funciona de forma puramente eléctrica, aunque por su configuración es más un híbrido.

El mayor problema de esta configuración es que la autonomía es por así decirlo, ridícula. Las primeras pruebas han mostrado que en una configuración ahorrativa es complicado realizar más de 80 km con la carga total de batería y en uso por carretera a ritmos legales puedes ser inferior a 50 si se tiene algún consumidor encendido, como la calefacción. Sin duda este es el punto débil de un coche de 42.900€, que se pretende que llegue a los usuarios a través de alquiladoras y mediante rentings o financiaciones especiales, pero en ningún caso se pretende que sea un éxito de ventas debido a que todavía no se podría satisfacer a los clientes que buscan un máximo de autonomía.

Eso sí, General Motors han pretendido dotar tanto al Ampera como al Chevrolet Volt, el hermano mellizo del Volt, de un aspecto deportivo, un acabado lujoso y un equipamiento elevado para al menos suplir las deficiencias técnicas de su tecnología eléctrica aún en pañales.

Sigue a Motor Zoom a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios (2)

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Edgar 3 Noviembre 2011 19:51
Subtract karmaAdd karma-3 Puntos

Vergonzoso artículo por la tendenciosidad que destila y las mentiras que declara.
En primer lugar, señores, un poco de precisión. NO ES UN HIBRIDO. Si sois profesionales no deberíais añadir más confusión. Híbrido significa propulsión combinada a cargo de un motor térmico y otro eléctrico. La propulsión del Volt y del Ampera es 100% electrica.
A continuación, ¿es “ridícula” una autonomía de 500 km? Porque eso es lo que declaráis.
Con respecto a la autonomía eléctrica ¿el usuario normal hace más de 80 km cada día? Porque esa es la autonomía “puramente eléctrica”, es decir, sin consumir ni un litro de gasolina. Es decir, puedo ir cada dia a trabajar, y no consumiré ni un litro de gasolina en toda la semana.
Para acabar de manifestar vuestros prejuicios, declaráis las “deficiencias técnicas de su tecnología eléctrica aún en pañales”. Clara manifestación de por qué la movilidad eléctrica es un éxito en todo el mundo desarrollado, pero que en este triste país se sigue resistiendo por la actitud retrógrada de mentalidades como la vuestra.
A seguir quemando gasolina, que es lo vuestro!!

Responde Denuncia un Abuso
M.A
M.Affabili 4 Noviembre 2011 16:51
Subtract karmaAdd karma3 Puntos

El Opel Ámpera no es un eléctrico puro. Se caracteriza por ser propulsado siempre por motores eléctricos, pudiendo ser alimentado por la carga de la batería o por la carga que proporciona un motor de combustión. En esa configuración el Ampera dispone de emisiones contaminantes por lo que no se le puede considerar eléctrico. El calificativos de híbrido es suficientemente ambiguo como para albergar a tantas tecnologías combinadas como existan.

La autonomía de la batería en carretera con consumidores (climatización, radio, luces, luneta térmica, etc) es inferior a 50 km. Solo en el modo más ahorrativo donde no se utiliza ninguno de ellos es de 80km. La tecnología eléctrica del Ampera es aún muy prematura y en plena fase de crecimiento, es decir, en “pañales”. Todavía faltan un par de lustros para ver una tecnología más avanzada y que cubra suficientemente todas las necesidades de los usuarios en términos de movilidad, los cuales el Ampera no cumple.

El Ampera es una berlina de aspecto deportivo y de acabado con enfoque premium. No es precisamente un Renault Twizy pensado puramente para el uso urbano y al mínimo consumo eléctrico. Dos motores eléctricos de 150 y 75 cv no son precisamente la configuración más ahorrativa desde el punto de vista eléctrico. No por ser eléctrico quiere decir limpio. Incluso dentro del consumo eléctrico se mide un coeficiente de eficiencia. De hecho, la normativa europea al respecto de la homologación de consumo eléctrico va a ser tan dura como una de un motor de combustión. El Ampera en este caso no parece a primera vista el más eficiente.

Denuncia un Abuso
Encuesta del día
¿Te comprarías un coche eléctrico?
Destacados en Facebook