Cadenas de nieve: cómo, cuándo y cuáles [VÍDEO]

Jueves 14/04/2011 por Rubén

Las cadenas de nieve: cómo deben colocarse, cuándo hacerlo y cuáles elegir para nuestro vehículo. La colocación de las cadenas debe hacerse en las ruedas motrices del vehículo, las ruedas delanteras o traseras, según el tipo de tracción de nuestro coche, mientras que los vehículos de tracción total, es conveniente poner cadenas en las cuatro ruedas, para estos últimos si sólo se dispone de un juego deben colocarse siempre en el eje delantero, ya que son las ruedas encargadas de cambiar de dirección y las que más tracción pierden.

Llegado el momento de su utilización, es recomendable antes de montarla extenderla en el suelo, comprobar su estado y desenredarla, de manera que a la hora de colocarla, nos sea más fácil. Una vez lista para el montaje la extendemos sobre el suelo por detrás del neumático, manteniendo los extremos de la misma accesibles a ambos lados de la rueda. Conectamos los extremos de la parte interior, el extremo amarillo con extremo azul. De esta forma el aro interior queda formado. Sin soltar la cadena para que no se nos cuele por detrás del neumático, repartiremos la cadena desde la parte superior hacia la parte inferior de la rueda, de manera que quede bien distribuida y conectaremos los extremos del aro exterior. Después de colocar las cadenas y rodar unos metros, debemos comprobar si se ajustan y asientan bien sobre los neumáticos, y volver a tensar si fuera necesario.

Aunque la Dirección General de Tráfico no obliga a llevarlas en el maletero, conviene saber que si la calzada está cubierta de nieve o hielo, cualquier agente nos puede impedir que circulemos hasta que coloquemos las cadenas. Una vez desaparezca la nieve sobre el asfalto debemos quitarlas inmediatamente para no deteriorar nuestros neumáticos y las propias cadenas.

La selección de la medida adecuada de las cadenas para nuestro vehículo se lleva a cabo teniendo en cuenta las dimensiones de la rueda. En el neumático podemos leer la anchura, altura del neumático o flanco y el tamaño de la llanta, ejemplo: 225/45/R18. En base a estos valores deberemos elegir las cadenas adecuadas a nuestro vehículo. Es de vital importancia respetar las medidas del fabricante de las cadenas en la selección, unas cadenas sin ajustar en el neumático no son efectivas y pueden originar averías graves en el vehículo.
Generalmente se venden por pares y son intercambiables entre un lado y el otro siempre en el mismo eje.
Como consejo conviene dedicar unos minutos a realizar una prueba una vez adquiridas para conocer cómo se ponen y evitar la situación de vernos obligados a colocarlas y no saber hacerlo. Debemos de tener en cuenta que con el frío o condiciones de visibilidad baja, como ocurre muchas veces cuando debemos colocar las cadenas la tarea se vuelve más complicada. Otro factor a tener en cuenta es el lugar de estacionamiento donde realizaremos la operación de montaje, debemos elegir en lo posible un lugar seguro, de buena visibilidad, que no obstaculice en lo posible el tráfico y poniéndonos el chaleco reflectante para ser vistos por el resto de conductores.

Al circular con cadenas no debemos superar la velocidad de 50 km/h, igualmente hay que evitar el cambio de marchas y adelantamientos peligrosos o frenadas violentas.

Debemos tener en cuenta que el comportamiento del vehículo se modifica al circular con cadenas en asfalto con nieve o hielo, de modo que resulta necesario conducir a velocidad moderada ya que se precisa un mayor recorrido en la frenada y para evitar daños en el vehículo debido a las vibraciones.

Sigue a Motor Zoom a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Revisas siempre tu coche antes de salir de viaje?
Destacados en Facebook