Gasolina o diésel: Precio y diferencias

Miércoles 22/10/2014 por

motor diesel partes MotorZoom 2014

A la hora de adquirir un vehículo, tenemos en cuenta diferentes parámetros para apostar por uno o por otro. Uno de los puntos claves es la estética y dinamismo, ya que en líneas generales, un coche que nos entra rápidamente por los ojos, ya tiene algo ganado respecto las demás opciones. Por otro lado, un factor clave también es la relación calidad – precio, cada vez más tenido en cuenta por los compradores.

Pero si hay algún aspecto que nos hace dudar más que ningún otro es el del tipo de combustible. Ya no hablamos ni de cilindradas, ni de potencias, etc. sino el tipo de combustible que usa nuestro futuro vehículo. ¿Gasolina o diésel? suele ser la pregunta del año.

Vamos a repasar los puntos claves de un y otro combustible para conocer qué diferencias existe por lo que hace a composición, rendimiento del vehículo y sobre todo, el precio.

Eterna cuestión entre los compradores
A través de los medios de comunicación, se ha dado a conocer que cada año, alrededor de 150.000 compradores de vehículos, se equivocan al elegir el tipo de combustible, según reconocen ellos mismos.

A lo largo de la historia hemos podido recibir consejos de todo tipo al respecto, y en muchas ocasiones el diesel ha sido defendido por el hecho que su precio suele ser por debajo de la gasolina en las gasolineras. Pero sin embargo, esta diferencia se ha ido reduciendo hasta llegar a la actualidad, dónde no hay prácticamente diferencia.
repostaje combustible coche gasolinera MotorZoom 2014


Entonces, ¿qué me conviene?, ¿qué puntos debo analizar? A continuación, te mostramos los puntos a favor y en contra de los coches de gasolina y los que usan diésel.

Los diésel salen más caros
De entrada, los vehículos diésel tienen un precio de mercado superior a los gasolina, con una media de 2.000 euros de más por modelo. De este modo, a pesar de que el diésel suele situarse con un precio inferior a la hora de repostar, en la mayoría de ocasiones, no se recupera esta inversión de 2.000 euros.

Por otro lado, otro factor clave son los seguros a todo riesgos. Las aseguranzas tienen unas tarifas alrededor del 13% más caras para los vehículos diésel que los vehículos de gasolina, y esto es un coste adicional que suma. Por último, el coste de mantener un diésel también sale un poco más caro que el de un coche de gasolina. Todo esto hace que la inversión de 2.000 euros que comentábamos anteriormente no se recupere nunca.

Cuando el motor diésel sale más a cuenta
Por supuesto, dependiendo del uso de nuestro vehículo, el diésel puede postularse como el combustible ideal para nosotros. Uno de los puntos a favor del diésel es que como de entrada el modelo en cuestión ya es más caro, en el mercado de segunda mano lo podremos vender también a un precio relativamente alto.

En circulación urbana, los motores diésel suelen consumir alrededor de 1.8 l/100 km menos de media que el mismo modelo pero con motor de gasolina. De este modo, si sólo queremos un coche para circular por la ciudad, el diésel sale más económico. En el caso de una circulación mixta o por carretera, la diferencia se reduce hasta bajar del litro por cada 100 kilómetros.
motor diesel partes MotorZoom 2014


En líneas generales, podemos decir que un vehículo diésel sale a cuenta cuando alcanzamos la cifra de 200.000 kilómetros recorridos con él en su vida útil. A partir de entonces, se calcula que obtenemos unos beneficios de alrededor de 1.100 euros.

Sigue a Motor Zoom a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Revisas siempre tu coche antes de salir de viaje?
Destacados en Facebook