Sistemas de Seguridad: ¿Qué es el reposacabezas activo? [VÍDEO]

Viernes 12/10/2012 por Jose Miguel Cañaveral

b50ec7274ad8876db514336063cc 1

Sistemas de Seguridad: ¿Qué es el reposacabezas activo? El reposacabezas es un sistema de seguridad que nace en los años 50 como un dispositivo de lujo. Posteriormente, con la investigación de accidentes descubrieron que era un importante elemento de seguridad pasiva, para después con los años hacerlo obligatorio. Los reposacabezas existen de diferentes tipos: fijos o integrados y los ajustables o activos. Hoy nos centraremos, en el segundo tipo, para intentar comprender algo más de su funcionamiento y de la importancia de los reposacabezas dentro de un vehículo en la actualidad. Descubre este sistema de seguridad pasivo, el reposacabezas activo, en los vídeos…

¿Qué es el reposacabezas activo?

El reposacabezas es un sistema de seguridad pasivo inventado en los años 50 como un dispositivo de lujo y con un elevado precio. Con el paso de los años, la investigación de accidentes descubrió que se trataba de un importante elemento de seguridad. En 1969, se estableció la obligatoriedad del reposacabezas en todos los modelos matriculados en Norteamérica y veinte años después, dicho sistema de seguridad comenzó a homologarse en nuestro país.

Dentro del mercado del coches, encontramos dos tipos diferentes de reposacabezas. Primero, están los fijos o integrados a la estructura del asiento, pioneros en el mercado responden con eficacia al ajustarlo correctamente a su posición. Después, el segundo tipo algo más modernos y actuales, nos encontramos con los ajustables o activos por efecto de la colisión.

Respecto a estos últimos centraremos nuestra atención, ya que los reposacabezas activos son los que vamos a tratar hoy, tanto su funcionamiento como la importancia de su correcto uso… Como ya vimos con otros sistema de seguridad, como la suspensión activa o el airbag.

c6 securite appuis tete actifs

¿Cómo funcionan?

El reposacabezas activo, o ‘Active Head Restraint’, es un elemento de seguridad pasivo que detiene el movimiento brusco de la cabeza hacia atrás cuando hay una colisión por alcance, evitando lesiones en las cervicales.

De esta manera, previene el denominado efecto látigo que se produce por el impacto directo sobre la cabeza llegando a transferir su fuerza a la zona cervical. Por esta razón, con los movimientos realizados por el cuello tras recibir un fuerte golpe en la parte trasera del vehículo, con una hiperextensión y una posterior hiperflexión de la columna cervical, aparece el latigazo o esguince cervical.

Por otra parte, el reposacabezas activo se monta sobre una placa de presión en el respaldo del asiento a través un dispositivo de unión, que consta de un dispositivo de muelles. Cuando el asiento se desplaza o empuja al ocupante hacia delante con más fuerza de la que el muelle puede resistir, la placa se mueve hacia atrás dentro del asiento.

Todo esto incita sobre el reposacabezas un movimiento que le fuerza a subir hacia arriba y hacia delante, sujetando la cabeza antes de que el movimiento entre la cabeza y la zona cervical provoque daños importantes. Descúbrelo en el vídeo…

La importancia del reposacabezas activo

Este sistema de seguridad pasivo del reposacabezas se constituye en dos piezas, el soporte del reposacabezas y la placa de impacto; junto con la parte acolchada, que puede moverse hacia adelante y hacia arriba para reducir el espacio entre ésta y la cabeza. Según el modelo y la antigüedad del coche, el reposacabezas activo se acercará el máximo posible para evitar el latigazo cervical.

Por esto y para que el reposacabezas activo funcione correctamente debe de detener el movimiento de la cabeza sin causar daño a los ocupantes del vehículo en caso de impacto o colisión, por lo que debe esta altura idónea para cortar cuanto antes el arco que describe el movimiento de la cabeza hacia atrás.

Según algunos fabricantes de coches, la altura correcta del reposacabezas se obtiene cuando la parte superior de la cabeza se encuentra al mismo nivel que el reposacabezas. Además nos aconsejan que la separación o distancia entre el reposacabezas y la cabeza, tanto del conductor como de los ocupantes, no deba ser inferior a cuatro centímetros ni superior de siete centímetros. Descúbrelo, en el siguiente vídeo…

Y concluyendo, ¿qué dos hábitos complementan al reposacabezas activo?

Primero, mantener una postura adecuada mientras vamos conduciendo. Una mala postura o posición en el asiento, como la que adoptamos involuntariamente cuando vamos de acompañantes y nos vence el sueño puede agravar las lesiones motivadas por el latigazo cervical.

Segundo, meternos de la cabeza que un reposacabezas no es un elemento de confort sino que es un importante elemento de seguridad pasiva, que cumple debidamente su función si está debidamente revisado, regulado y bien colocado. Ya sabes algo más del reposacabezas activo…

reposacabezas activos

Sigue a Motor Zoom a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios (1)

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
María Domínguez 8 Marzo 2017 18:06
Subtract karmaAdd karma

donde se puede conseguir para instalarlo
mi correo es mariadominguezamaro@yahoo.es

Responde Denuncia un Abuso
Encuesta del día
¿Revisas siempre tu coche antes de salir de viaje?
Destacados en Facebook