Vehículo de ocasión o segunda mano: Cómo probarlos antes de comprar

Domingo 20/05/2012 por vernaal

coches ocasion

Vehículo de ocasión o segunda mano: Cómo probarlos antes de comprar. La venta de coches nuevos ha caído considerablemente durante la crisis económica, sin embargo el mercado de los coches de segunda mano no ha hecho más que aumentar. Una de las cosas más importantes que debemos tener en mente antes de adquirir un vehículo de segunda mano es realizar una prueba del mismo. Pero hemos de asegurarnos hacer las cosas bien para evitar cualquier disgusto y futuras complicaciones no deseadas. A continuación te indicamos los pasos a seguir en esta situación.

Las estafas existen. No nos vamos a engañar. Em MotorZoom no queremos estafados y te aconsejamos para evitar cualquier juego sucio en la compra-venta de coches de ocasión o segunda mano. Hay que probar lo que se nos promete.

Antes de hacer cualquier prueba ten seguro que:

  • La póliza de seguro esté en vigor.
  • El permiso de circulación del vehículo está en vigor.
  • La tarjeta de la Inspección Técnica del Vehículo esté en vigor.
  • El Impuesto de circulación esté en vigor.
  • El vendedor es el propietario del vehículo o tiene autoridad sobre él.
  • El perfil de los neumáticos cumple las condiciones para la circulación.
  • El vehículo no tiene daños.

Una vez hecho este, pasamos a la prueba de conducción. Comprueba:

  • El correcto funcionamiento del mando de luces y de las luces.
  • La facilidad de arranque del motor.
  • El apagado del motor. Ha de ser suave.
  • Posibles defectos en la transmisión: tirones, chirridos, etc.
  • Que las marchas entren bien, sin ruidos ni vacilaciones.
  • Ruidos sospechosos. Esto lo comprobaremos con las ventanas cerradas y la radio apagada.
  • La temperatura del motor.
  • El tubo de escape para determinar que no hay humo ni emisiones sospechosas apreciables.
  • Que el volante del vehículo no tiemble. En caso contrario, puede estar motivado por el desequilibrio de las ruedas.
  • Que el motor no dé tirones o tenga comportamientos extraños al acelerar.
  • El correcto funcionamiento de los frenos y freno de mano.

Después de la prueba llega la postprueba, igual de importante. Comprueba:

  • Que el motor sigue funcionando al ralentí a un nivel estable de revoluciones por minuto.
  • Si hay vibraciones o ruidos sospechosos.
  • Que el vehículo no pierda líquidos.
  • Que el tubo de escape no tiene fugas. Lo haremos tapando con el pie el tubo mientras el motor está en marcha.
  • Que el motor enciende sin problemas por segunda vez.
  • Que el indicador de la temperatura marca una posición normal y desciende ligeramente tras unos segundos.

Estos son los aspectos más importantes que tienes que cuidar para que no te den gato por liebre. Y no olvides que la compra-venta de coches segunda mano entre particulares está sujeta a unas garantías y derechos.

Sigue a Motor Zoom a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Revisas siempre tu coche antes de salir de viaje?
Destacados en Facebook